Sueño — Capítulo 10

Capítulo 10: Reunión — Toki

Cuando me desperté, estaba en un área desconocida.

「Oh, estoy vivo.」

Murmuré. Parpadeé al cielo raso, varias capas de tela se extendían sobre él como un dosel, al menos podía decir que ya no era la habitación familiar del hospital.

Traté de levantarme lentamente. El terrible dolor ahora se había ido. Me quedé sin aliento por la sorpresa cuando contemplé el impresionante paisaje.

「Ah, ah, esto, de ninguna manera… este lugar es…」

La habitación estaba cubierta con una tela de color crema que le daba una atmósfera suave y tranquila. Sobre el piso de madera se colocó una larga alfombra de piel de color crema junto con un sofá del mismo color. Había una mesa de color marrón claro y un escritorio de oficina del mismo color a un lado.

Una chimenea estaba incrustada en la pared, las ventanas eran grandes semicírculos que mostraban un paisaje deslumbrante. Donde esto sería, yo “sabía”.

— ¿Estás despierto?

Di un grito ahogado ante la voz de la persona que entró.

「Ah… ¿por qué? ¿Estoy aquí? 」

Al escucharme hablar en japonés, frunció el ceño.

—Lo siento. No entiendo lo que estás diciendo.

— ¿Assam? ¿De verdad? “

Pregunté nerviosamente, cuando asintió y se rió, quedé cautivado.

Waah, él se está riendo. ¿Cómo puede una persona ser tan hermosa? Al igual que en mis sueños, no, ¡era incluso más atractivo que en mis sueños!

Hermoso cabello rubio que estaba atado hacia atrás, sus profundos ojos azules que eran como un océano transparente tenían una mirada brillante. Una nariz suave y labios bonitos que eran un rojo hechizante.

Llevaba una larga vestimenta de color crema estilo árabe con un flequillo azul y adornos dorados en sus brazos y orejas que brillaban en su piel de color trigo. Cuando Assam se acercó con sus sandalias atadas, las tobilleras emitieron un sonido claro.

Como estaba fascinado, extendió su mano y me tocó la frente.

—No hay fiebre. ¿Sigues sufriendo en alguna parte?

Negué con la cabeza. No tenía dolor, pero mi pecho estaba palpitando. Fue un poco caótico.

—Toki Aihara, quería conocerte.

Se acercó y sus manos se envolvieron nerviosamente alrededor de mi cuerpo, suavemente tirando de mí en un suave abrazo, le devolví el abrazo con un poco de fuerza.

—El nombre es Toki. Tanto tiempo.

—Toki, puedes seguir llamándome Assam. Al ver que estabas a punto de morir, te traje aquí sin pedir permiso. Te vi todos los días por tres bosques. No quería dejarte morir. Por favor, perdóname por traerte aquí sin permiso.

Assam me pidió perdón, sacudí la cabeza rápidamente y levanté mi cuerpo.

No es necesario que Assam se disculpe. Ya había querido conocerlo desde la primera vez que lo vi. Assam solo me concedió mi deseo. Él me salvó de morir.

A pesar de que tuve dificultades para transmitirle estas palabras, Assam pudo conectar que una disculpa era innecesaria.

—Ya que Toki ya no puede regresar a su mundo original. Conmigo, puedes vivir a mi lado.

Mis mejillas se tiñeron por lo que parecía una propuesta. Toki no estaba al tanto de las intenciones amorosas de Assam. Probablemente no hubo sentimientos románticos en esas palabras. Corrigiendo el malentendido, mi rubor se retiró. No me importaba no poder regresar.

Sin embargo, no podré vivir por mucho tiempo. Tengo que decirle…

 

Anterior   TdC   Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s