Sueño — Capítulo 6

Capítulo 6: Contacto – Toki

Estoy teniendo un sueño. Pero, ¿um? ¿Es diferente de lo usual? Ah, porque Assam no está en él.

En mis sueños, el campo de visión siempre estaba fijo en Assam. Pero este sueño me tenía flotando alrededor del castillo. Era la primera vez que veía el otro mundo sin Assam.

¿Quizás estaba muerto? Y como quería verlo tanto, ¿entré en un mundo diferente? Mis pensamientos eran inestables e inciertos.

Mientras divagaba en estas cosas, encontré una pequeña luz. Entré pensando que tal vez encontraría a Assam allí y mi cuerpo se deslizó sin tener que abrir la puerta.

Dentro había tres personas, dos hombres y una mujer, hablando entre ellos. Assam no estaba allí. Cuando salía de la habitación, escuché un nombre desde atrás.

— ¿Cuándo morirá Assam?

La que habló fue una mujer de pelo azul claro que llevaba un precioso vestido. Ante esas palabras, mis inquietos pensamientos comenzaron a aclararse. Justo ahora, ¿dijiste que Assam moriría?

—Hah. Durante la cacería de mañana, hemos arreglado su muerte en el recinto.

Los dos hombres tenían cabello castaño oscuro que podía confundirse con la noche negra, el más alto había respondido con indiferencia.

¡Ésto es una emergencia! Tengo que decirle. ¡Nn! ¡Wah!

En el momento en que decidí abandonar la cámara, mi visión giró y la escena cambió.

Al abrir mis ojos con cautela, me alivió ver a Assam. Parece que he vuelto a la configuración de sueño habitual. Pude ver muchos espejos, Assam estaba frente a ellos y decía algo.

¿Qué es? Escuché atentamente, y mi corazón se disparó ante las palabras.

Mi visión se sacudió, y el peso volvió a mi cuerpo. Ser incapaz de oponerme a mi regreso a la conciencia era una señal de despertarme.

Me desperté al ver un techo familiar. La carga del sueño era diferente de lo habitual, la excitación de las palabras de Assam me hizo la respiración áspera. Tomé una respiración superficial y murmuré.

—Eso fue sorprendente.

Usé mi brazo para limpiar el sudor nocturno de mi cara. Todavía estaba oscuro afuera. Ha pasado una semana desde la cirugía, cualquier movimiento repentino podría irritar las heridas. Me levanté lentamente.

Todo este tiempo pensé que era el único que estaba mirando. Pero estaba equivocado.

— ¿Quieres ayudar, pero cómo?

Las cosas que descubrí. Así es, tengo algo importante que decirte.

— ¡Tengo que hacerte saber que no puedes ir a cazar!

Por ahora, imitemos los espejos opuestos y veamos. Me moví a mi silla de ruedas y me dirigí hacia la entrada en dirección al espejo de pie. Antes de escribir mi nombre en el espejo provisto, tuve algunos pensamientos preocupantes.

—Probablemente no debería escribir sobre esto directamente. Vamos a escribirlo en papel.

Arranqué una página de mi cuaderno y escribí mi nombre en ella. A decir verdad, quería escribir que él no debería ir a cazar, pero no sabía cómo hacerlo. Trayendo el papel conmigo al espejo, dije mi nombre y las cosas sobre la cacería.

Toki Aihara. Toki Aihara. Toki Aihara. Caza, no puede, morir.

Con emoción por poder comunicarme con Assam, repetí lentamente las palabras. Era poco probable que pudiera dormir por eso. Esperaba que se transmitiera a Assam de esta manera.

Continué repitiendo mis palabras en el espejo hasta el final de la noche.

 

Anterior   TdC   Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s