RIAH — Capítulo Tres

Capítulo 3: Mantenerse en Silencio o Ser Eliminado.

 

Yan Jin inmediatamente lamentó su acción.

Por supuesto, no fue porque sintiera lástima por Xiao Yu, quien estaba tan aturdido que no podía levantarse después de caer de nuevo; sino porque ese hámster sucio y mojado acaba de dejar una mancha muy visible en su sabana blanca.

Tenía que informar a los limpiadores que prestaran más atención a eso mañana.

Yan Jin chasqueó la lengua, luego sacó a Xiao Yu de la cama con fastidio antes de dar grandes zancadas hacia el baño.

Xiao Yu, que apenas se había recuperado del mareo, recibió una lluvia de agua helada.

¡Squeak!

Bajo el impacto del agua que brotaba hacia abajo, los gritos de Xiao Yu pidiendo ayuda fueron prácticamente nulos. No solo Yan Jin no lo escuchó, sino que también apretó un poco de líquido para lavarse las manos y lo frotó sobre el cuerpo de Xiao Yu. Por supuesto, no es como si se hubiera detenido de haberlo escuchado.

Después de ser arrojado y violado por el agua que brotaba, el temor que Xiao Yu nunca sintió antes de morir comenzó a abrumarlo.

Sin embargo, la pesadilla no había terminado. Después de la ducha, Yan Jin agarró convenientemente el secador a su costado y lo encendió, apuntando directamente a Xiao Yu.

Wuuuuu—

El alma de Xiao Yu casi se desvanece cuando maldijo a este dictador, ¡a este tirano!

Cada vez que Xiao Yu quería esquivar el clamoroso viento, se enfrentaría a la represión violenta de Yan Jin. Unas veces más tarde, Yan Jin simplemente agarró a Xiao Yu en la palma de su mano para golpearlo.

No, no podía permanecer en silencio. ¡A este ritmo, Yan Jin pensaría que era un blanco fácil!

¡Morir en silencio o salir del silencio!

— ¡SQUEAK!

Xiao Yu usó todas sus fuerzas para expresar su protesta, aguda y larga.

Al ver cómo este hámster no solo correría por todos lados sino que también sería tan poco cooperativo, la paciencia de Yan Jin había llegado a su límite. Él amenazó ferozmente, “Cállate, o te apretaré hasta la muerte”.

La mirada penetrante del presidente Yan era demasiado peligrosa, claramente transmitía un único significado:

Permanecer en silencio o ser eliminado.

Xiao Yu alzó bandera blanca y silenció sus tambores de guerra.

Cuando era humano, Xiao Yu no era una persona de sangre caliente. En pocas palabras, él era una persona que cedía a la fuerza, pero rechazaba el enfoque suave. De una manera no tan agradable, se aterrorizó fácilmente.

Ahora que estaba en un cuerpo frágil que solo sabía cómo verse lindo e incluso después de haber recibido varios sustos de parte de este demonio llamado Yan Jin, Xiao Yu ya no podía despertar ningún tipo de pensamientos sobre la rebelión.

Yan Jin estaba muy satisfecho con Xiao Yu después de ducharlo y dejarlo seco. Como una pequeña pelota gris, esponjosa, suave y adorable.

Después de la serie de torturas, Xiao Yu estuvo completamente inmerso en el temor de ser manipulado por este tirano. Independientemente de lo que Yan Jin le hiciera, él cooperaría completamente. Cuando Yan Jin una vez más agarró a Xiao Yu en su mano, Xiao Yu obedientemente se tumbó y le permitió jugar con su cuerpo como quisiera. Por instinto de hámster, incluso se recostó sobre su espalda y expuso completamente su vientre.

Y entonces, cuando el fatigado Yan Jin llevó a Xiao Yu de regreso a su habitación y una vez más lo arrojó sobre una de las almohadas, recordándole que ‘durmiera bien y no corriera’, Xiao Yu inconscientemente asintió y cerró obedientemente su ojos.

Yan Jin colocó el tomate en la mesita de noche al lado de Xiao Yu y silenciosamente dijo: —El pago de tu propiedad, lo dejaré aquí.

Al escuchar las palabras de Yan Jin, las orejas de Xiao Yu se crisparon pero no abrió los ojos.

Hn, te ignoraré.

La experiencia de todo el día que pasó fue suficiente para escribir un diario lleno de grandes aventuras. En el momento en que el extremadamente cansado Xiao Yu se tumbó sobre la suave almohada, las oleadas de somnolencia lo abrumaron al instante y se deslizó rápidamente a la tierra de los sueños.

Yan Jin ajustó el aire acondicionado a una temperatura más alta y se apoyó en su almohada, jugando en su móvil durante un tiempo. Cuando se estaba preparando para terminar su día, Yan Jin se dio cuenta de que los ojos redondos y regordetes de Xiao Yu ya se habían cerrado hacía mucho tiempo y estaba profundamente dormido mientras yacía sobre la almohada.

Al ver cuán profundamente dormido estaba Xiao Yu, Yan Jin hizo una acción rara y amable al no molestar al pequeño hámster. En cambio, apagó las luces en consideración.

La corta noche pasó.

Mañana, 6 a. M.

Sonó la primera alarma, y ​​Yan Jin tiró su móvil al piso. El lamentable móvil cayó varias veces antes de permanecer inmóvil en el suelo y luego se quedó en silencio miserablemente. Yan Jin, que quería dormir un rato más, de repente recordó algo. Por lo tanto, estiró su mano y tocó la almohada a su lado.

Una superficie lisa.

El hámster que se suponía que estaba acostado sobre la almohada ya no estaba a la vista.

Yan Jin entrecerró los ojos mientras soltaba un aura aterradora.

A pesar de que estaba mentalmente bien preparado, cuando la situación realmente sucedió, Yan Jin todavía tenía un sentimiento de traición.

El enfurruñado Yan Jin ya no se sentía somnoliento. Se levantó de la cama y se puso las zapatillas. Lo primero que hizo fue no lavarse la cara y cepillarse los dientes. En lugar de eso, se dirigió al otro lado de la mesita de noche, agarró el tomate y le dio un buen mordisco.

Boop.

El dango¹ de color gris cayó sobre la mesita de noche.

Xiao Yu, quien fue despertado por el shock, parpadeó. Lo primero que vio cuando despertó fue Yan Jin masticando el tomate, qué extraño.

¿Por qué Xiao Yu se cubrió encima del tomate mientras dormía?

La razón fue esta: anoche, después de que Yan Jin ajustó el aire acondicionado a una temperatura más alta, como un hámster que estaba completamente cubierto por una gruesa capa de pelo, Xiao Yu pronto se despertó debido al calor. Cuando despertó, corrió de la cálida almohada a la mesita de noche, aturdido, agachado junto al tomate fresco y se durmió.

Cuando era humano, Xiao Yu tenía la costumbre de abrazar su almohada para dormir. Incluso como un hámster, mientras dormía, inconscientemente buscaba algo para abrazarse. Al final, se subió al tomate y durmió en esa posición incómoda.

Quién sabía que no mucho después de que él se durmiera, Yan Jin de repente se volvería loco y lo despertaría.

Xiao Yu podía sentir cada centímetro de su piel explotar de ira, desconfiando de lo que Yan Jin podría hacerle a él.

Por un momento, Yan Jin tuvo una obvia mirada en blanco: pensó que el hámster se había escapado, ¿quién hubiera sabido que todavía estaría allí?

El presidente Yan no entendía los hábitos de un hámster y, por lo tanto, no pensó en el tema del aire acondicionado. Echó un vistazo al tomate que le faltaba un pedazo y curvó sus labios. Volviendo a poner el tomate frente a Xiao Yu, dijo:

—Si atesoras tus pertenencias, entonces cuídalas bien.

Después de volver a poner el tomate en su lugar, caminó con buen humor hacia el baño. En su camino, tomó su móvil y lo trabajó durante unos momentos antes de tirarlo en la cama.

Xiao Yu tenía una mirada confundida y en blanco.

Después de que Yan Jin terminó de lavarse y vestirse, tomó su maletín y se fue al trabajo, sin siquiera echarle una segunda mirada al hamster en su mesita de noche. Xiao Yu, que estaba un poco hambriento, miró el tomate que le faltaba un pedazo, muy disgustado.

Estaba seguro de que Yan Jin no iba a hacer ningún desayuno, y por lo tanto, compraría su desayuno en su camino al trabajo. Eso fue algo que hizo en su vida anterior.

Echo de menos la leche de soja youtiao², el panqueque de huevo y la cuajada de habichuelas delante de la entrada de la compañía… No estoy seguro si tendré la oportunidad de volver a comerlo…

Xiao Yu suspiró mentalmente y luego saltó a la cama. Después de empujar el borde de la manta hacia el piso, se deslizó cuidadosamente con la manta.

Afortunadamente, él no era solo un hámster normal. Cualquier hámster normal habría muerto hace mucho tiempo por la tortura y el hambre de Yan Jin.

Yan Jin no estaba allí, así que Xiao Yu buscó comida en la villa vacía. Aunque dijo ‘buscó’, lo que en realidad hizo consistió en simplemente mirar al azar. Desde que había entrado con éxito en la casa de Yan Jin, las posibilidades de morir de hambre debido a la falta de comida ya habían disminuido a la menor posibilidad.

Yan Jin había cerrado la puerta de la habitación antes de salir. Xiao Yu hizo una evaluación visual: con su fuerza actual, probablemente sea una tarea difícil para él abrir la puerta.

En cuanto a las fuentes de agua, el baño vinculado a la habitación era uno. Ahora que ya era un hámster, a Xiao Yu ya no le importaba si era agua del grifo o de manantial. En cuanto a otros asuntos, eso dependía de si Yan Jin tenía la costumbre de abastecerse de bocadillos en su habitación.

Después de mirar a través de todos los cajones que podía abrir, aparte de algunos papeles y bolígrafos, libros y algunos artículos esenciales diarios, la habitación de Yan Jin no tenía nada más.

Después de todo, cuando Yan Jin tenía hambre por la noche, solo podía sacar dos tomates del refrigerador; ¿cómo podría tener otras raciones?

Xiao Yu trazó tristemente su camino de regreso a la mesita de noche y miró deprimido el tomate que tenía delante, y el hecho de que le faltaba un trozo.

¿Eso significaba que tenía que sobrevivir en esto por el día?

Ya masticado por Yan Jin. Asqueroso.

Después de ocuparse de sí mismo y no obtener nada a cambio, el hambre era una cosa, pero el problema principal era haber dormido durante unas pocas horas. En ese momento, Xiao Yu de repente sintió su cansancio abrumarlo.

Durante los últimos días, había estado preocupado de que nadie lo acogiera y, por lo tanto, no había dormido bien. Xiao Yu pensó por un momento. Dado que era una oportunidad única de no vivir una vida de fugitivo, ¿por qué no disfrutar de esta tranquila mañana?

Esta vez, inteligentemente fue al lado de la mesita de noche del lado de Yan Jin, tomó el control remoto y ajustó el aire acondicionado a 22 ° C. Luego regresó a su almohada.

Antes de dormir, Xiao Yu pensó en silencio sobre el tema de ser adoptado por Yan Jin. Aunque podía escapar cuando quisiera, después de escapar, ¿cómo iba a vivir?

Aunque Yan Jin era la persona a la que no quería enfrentarse más, después de que Xiao Yu había encontrado cuidadosamente el camino de regreso a la civilización humana con la que estaba más familiarizado, realmente no tenía el coraje de salir a pasear. alrededor.

Cuando hace calor, hay aire acondicionado. Cuando él tiene sed, hay agua para beber. Cuando tiene hambre… bueno, al menos hay tomates.

Olvídalo, antes de que pueda encontrar un mejor lugar para ir, me obligaré a reconocer a Yan Jin como mi dueño.

Después de pensar un poco, Xiao Yu dulcemente se durmió. Y esta siesta duró unas cuantas horas hasta que el sol se elevó en el cielo cuando un ruido lo despertó.

 

 

Anterior     TdC    Siguiente

 

Notas:

  1. El dango es un dumpling tradicional japonés elaborado con mochiko (harina de arroz), y derivado por lo tanto del mochi (pastel de arroz glutinoso).
  2. Youtiao se trata de un pan frito (similar al churro).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s