RIAH — Capítulo Cuatro

Capítulo 4: Preocupación Ilógica.

 

Cuando Xiao Yu volvió a abrir los ojos, se encontró tendido en las palmas de un humano. Pensando que Yan Jin había regresado, inconscientemente se volvió cauteloso.

Inmediatamente se dio cuenta de que algo andaba mal; era imposible que Yan Jin regresara tan temprano, y lo más importante, la persona que lo sostenía era tan cuidadosa que no se parecía en nada a la manera en que actuaría ese rudo y violento Yan Jin.

Antes de que Xiao Yu pudiera concluir sus pensamientos, escuchó asombrados jadeos.

— ¿Has despertado? No me muerdas, te traje un nuevo hogar.

Era la voz de una mujer.

La primera reacción de Xiao Yu fue que esta persona tenía que ser el amante de Yan Jin. Pero cuando levantó la vista y miró a la persona, supo que definitivamente era imposible.

Apariencia: normal; clase: ninguna; y ella no era joven. Lo más importante, ella llevaba un uniforme.

Ella era… ¿una ayudante?

Pensándolo bien, eso debía ser. Yan Jin se había ido al trabajo sin ninguna preocupación, y su cama estaba tan desordenada como cuando se había ido esa mañana. Alguien tenía que venir para limpiar.

Hasta este punto, todo parecía normal. Pero cuando Xiao Yu se vio rodeado de cinco o seis ayudantes, se quedó sin palabras.

¿Por qué era necesario que tanta gente limpiara una villa?

Xiao Yu se sumió en su odio por los ricos, silenciosamente ridiculizando el comportamiento de Yan Jin.

De hecho, la villa de Yan Jin solo se programaría para la limpieza cada fin de semana, por lo que era necesario que vengan tantas personas para la limpieza. Normalmente, solo habría una persona que vendría a ordenar la sala de estar y la cocina. Además, la mayor parte del tiempo, no se les permitía entrar a la habitación de Yan Jin.

En cuanto a hoy, era una situación inusual.

Después de todo, el presidente Yan, que se había apresurado a trabajar, necesitaba que alguien viniera a atender al nuevo miembro del hogar.

Afortunadamente, el CI de Xiao Yu no era tan bajo. Mientras lo colocaban dentro de una jaula de hámster transparente, final y gradualmente se dio cuenta de que todo esto era probablemente el arreglo de Yan Jin para permitir que los ayudantes se ocuparan del hámster en la casa mientras venían a limpiar.

Aunque a Xiao Yu no le agradaba Yan Jin ni un poco, en este momento, se sintió profundamente conmovido.

Él no cuidó ninguna mascota en el pasado, por lo que nunca pudo entender cuando se enteró de que algunos propietarios trataban a sus mascotas como a un miembro de la familia. Ahora que se había convertido en una pequeña vida frágil, finalmente se dio cuenta de cómo se sentía el ser tomado en serio y tratado con cuidado. Fue una cosa tan hermosa.

Cuando uno de los ayudantes colocó a Xiao Yu en la jaula cubierta de virutas de madera, vertió un poco de comida de hámster en el recipiente de plástico. Después de eso, recogió la botella de hámster vacía y la llenó con agua fría previamente hervida y ancló la botella de agua rellena dentro de la jaula de Xiao Yu.

Justo antes de que ella cubriera la botella, Xiao Yu vio claramente que el ayudante ponía dos o tres pedazos de crisantemo seco dentro de la botella. Entonces el ayudante dejó la pequeña bolsa de crisantemo seco sobre el escritorio.

Esa acción hizo que Xiao Yu se quedara perplejo; él mismo no estaba seguro de los hábitos y medios de subsistencia de los hamsters, pero después de usar su línea humana de pensamientos para pensar -utilizando flores secas para hacer un “té” empapado de crisantemo- probablemente estaba preparado para evitar que un hámster sufriera un calor interno excesivo durante el verano.

Pero, ¿fue esa también la petición especial de Yan Jin?

Xiao Yu estaba algo desconcertado; ayer, Yan Jin se comportó como si no le gustara en absoluto, e incluso lanzó una rabieta esta mañana. No importa cuánto se lo preguntara, no había ninguna razón para que Yan Jin lo tratara tan bien de repente e incluso pensara en asuntos tan detallados.

Además, solo por la impresión que tenía de Yan Jin durante su tiempo como humano, Yan Jin no parecía ser alguien que tratara a una mascota tan meticulosamente.

Probablemente fue la experiencia del ayudante de mantener un hámster.

En este tipo de momentos, Xiao Yu selectivamente decidió ignorar la posibilidad de que los ayudantes contratados por Yan Jin nunca tuvieran la capacidad de desafiar sus instrucciones. En resumen, pensó que era más razonable pensar lo contrario.

Los ayudantes se llevaron la manta de Yan Jin y colocaron una nueva del armario. Aparte de eso, sin tocar nada más, todos salieron de la habitación.

La nueva casa de Xiao Yu se colocó en el suelo. En el dormitorio ordenado de un presidente tan maduro, esa jaula de hámster rosa sobresalía de manera desagradable.

El horizonte desde el suelo era malo; no importa en qué dirección se enfrentara Xiao Yu, solo podía ver el fondo oscuro de la cama. Para empeorar las cosas, esta jaula solo se podía abrir desde el exterior. Incluso con la inteligencia de un humano, Xiao Yu no podía pensar en ninguna forma de salir ya que estaba encerrado.

La jaula era de un solo piso; se colocó una pequeña casa sobre la base que estaba cubierta con virutas de madera. Había una bandeja de plástico llena de comida y un recipiente de jabón con arena de baño adentro. También había una botella de agua que colgaba a un lado. Pero eso fue todo. Entonces, Xiao Yu, que ahora estaba encerrado en el interior, solo podía agacharse para tomar una pelota y comer deprimentemente sus semillas de melón.

Aunque afirmó que se había preparado por mucho tiempo para comportarse, la mentalidad de convertirse en la mascota de un humano, fue difícil de soportar cuando le quitaron su libertad.

Xiao Yu se consoló pensando que este sentimiento insoportable era solo temporal. Necesitaba adaptarse al hecho de que viviría una vida enjaulada a partir de ahora. Para sobrevivir, necesitaba acostumbrarse a este tipo de estilo de vida. Incluso si el dueño no era Yan Jin, era imposible para él tener un estilo de vida humano.

Pero… ¡Yan Jin fue un gran presidente! ¡Para ofrecer tan simple y cruda jaula, qué pequeño tirano!

Todo fue culpa de Yan Jin.

Xiao Yu irrazonablemente echó toda la culpa a Yan Jin.

Xiao Yu pasó todo el día aburrido comiendo y durmiendo. Aunque la sensación de saber que había comida cada vez que tenía hambre, y el agua cada vez que tenía sed, Xiao Yu todavía esperaba impacientemente que Yan Jin pudiera llegar rápidamente a casa y dejarlo salir a jugar.

Quizás Dios realmente escuchó la petición de Xiao Yu: Yan Jin, que normalmente se quedaba hasta tarde para trabajar, realmente terminó el trabajo temprano.

Cuando Xiao Yu oyó el ruido desde fuera de la habitación, su cuerpo entero (de hámster) se animó enérgicamente.

En el momento en que Yan Jin entró a su habitación, lo primero que vio fue la jaula del hámster en el piso. Él frunció el ceño profundamente.

El diseño de la jaula era para permitir a las personas observar fácilmente las actividades del hámster, razón por la cual la mayoría de las partes eran transparentes, a excepción de la base y la parte superior que era de un color rosa deslumbrante. Incluso había formas brillantes de corazones, dando a las personas una linda y adorable sensación. Sin embargo, ese tipo de estilo que resonaba con el corazón de una doncella era prácticamente una monstruosidad a los ojos del presidente adulto, masculino de sangre fría.

Tal jaula destruyó el equilibrio armonioso de la habitación privada de estilo conciso. Fue casi una presencia devastadora y tuvo que ser exterminada. En este momento, Yan Jin lamentó profundamente dejar un asunto tan importante a los ayudantes. Dio grandes pasos hacia adelante, abrió la jaula, y agarró al ansioso hámster fuera de ella. Luego recogió la jaula y la arrojó fuera de la habitación.

Xiao Yu le dio a Yan Jin un gran ‘me gusta’ en su corazón por deshacerse de la jaula que limitaba su libertad, olvidando por completo que sin la jaula, no había más recipiente de comida o agua embotellada.

Yan Jin no soltó a Xiao Yu. En cambio, lo agarró y caminó directamente hacia el baño y colocó a Xiao Yu debajo del grifo.

Xiao Yu: “Squeak”.

Hay un dicho que dice: desconocido al principio, pero bien acostumbrado lo suficientemente pronto (expresión china).

Después de bañar y secar al hámster, Yan Jin dejó a Xiao Yu sobre el escritorio. Cogió su teléfono móvil para buscar noticias en su WeChat, lo dejó en el escritorio y luego volvió al baño.

Después de estar encerrado durante todo un día, Xiao Yu, que finalmente había ganado la libertad, se sintió extremadamente bendecido. Dio la vuelta al escritorio de Yan Jin y enfocó la vista al teléfono móvil de Yan Jin.

Yan Jin estaba siendo descuidado. Aunque había una configuración de candado en el teléfono, no apagó su pantalla después de revisar su WeChat. Eso permitió a Xiao Yu deslizarse con éxito a través de la oportunidad.

Por supuesto, no fue que realmente se tratara de un error descuidado; no importaba cuán cuidadosa fuera una persona, nunca pensaría en un hamster asomándose al teléfono de un humano.

En el último segundo, antes de que la pantalla se oscureciera, Xiao Yu colocó su pata en la pantalla. En su corazón, se sentía muy nervioso porque no estaba seguro de si un hámster podría usar una pantalla táctil. Tal vez fue una bendición desde arriba, ¡pero inesperadamente pudo operar con éxito el teléfono de Yan Jin!

Este era el teléfono de Yan Jin; ¡La fuente de todos los secretos de ese presidente de gran corazón frío y misterioso, Yan Jin!

Anterior     TdC    Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s